11.10.07

Tristes comparaciones

Cuando yo estoy triste soy ese armatoste desajustado que trata de esconder la tristeza bajo la alfombra. En cambio, cuando ella está triste, es como un vendaval del cual uno no puede protegerse con un paraguas. Cuando estoy triste, dejo que mi tristeza gotee aquí y allá, sobre cosas irrelevantes que se contagian, que se humedecen, gotitas nimias y maniáticas como grititos de colegialas tontas. Mi tristeza es absurda, pero no por ella, por mí, que la visto de rosa y moña como a la hija única de una madre posesiva. Pero cuando ella está triste, truena y relampaguea. Uno puede ver en sus ojos las raíces de los árboles a la intemperie, arrancados para siempre por la tormenta. Ella se desviste, se rasga, se descompone, se acaba. Se incendia, transmuta, tiembla, amenaza. Cuando estoy triste, cocino, escribo, hago lo mismo que haría si no estuviera tan triste. Pero ella secuestra al resto del mundo con su tristeza, le pone un cerrojo ajustado y nadie más puede salir, clausura las salidas, derriba las puertas y no se puede pasar. Su tristeza es la de una diosa que agoniza aunque se sabe inmortal. Mi tristeza se acaba con el tiempo que pasa. La de ella, con la resurreción de las cenizas. Mi tristeza envejece sin ver la luz, llora por los rincones; su tristeza, la de ella, se pinta una boca desmesurada y se corre el rojo en los labios para que se vea la sangre. La mía es una tristeza que está siempre por nacer. La de ella, está a punto de morir. Sin embargo, hay que decirlo, ni a mí ni a ella es fácil consolarnos.

4 comentarios:

sorjuana dijo...

Qué lindo. Qué sabio. Y qué exacto.

Qué bien escrito!

Y siempre algún paraguas metiéndose en el asunto...

Kequel dijo...

Puedes hacer que un relato sobre la tristeza sea bello y mágico.

sorjuana dijo...

¿Y qué está pasando aquí? ¡Hace como 15 días que no escribís! ¡Protestamos!
(Digo, muy lindo el post, me encanta pero ya quiero leer más...)

sorjuana dijo...

Está tan bien pintada esta persona, tan, pero tan bien pintada... Te juro que vine a buscarlo especialmente a tu blog por otros ecos que estoy viviendo. Me emociona, me enorgullece la belleza que logras de cosas "feas" o "difíciles" con las que la gente anda contaminando el mundo, ja ja!
Sos grande!